Concentración

Familiares y vecinos de Miguel Ángel y María les rendirán homenaje en el quinto aniversario de sus asesinatos

concentracion-doble-crimen-almonte

Imagen de la concentración llevada a cabo el pasado 7 de abril de 2018 en la Plaza de Las Monjas de Huelva

El acto tendrá lugar el viernes 27 de abril, a las 22.00 horas, en la puerta de la vivienda donde fueron asesinados

Los familiares y vecinos de Miguel Ángel y María, vilmente asesinados en Almonte en 2013, les rendirán homenaje en conmemoración del quinto aniversario de sus crímenes el próximo viernes 27 de abril, a las 10 de la noche, hora en torno a la que se baraja la comisión de los delitos. El acto tendrá lugar en la puerta de la vivienda donde acontecieron los horrendos asesinatos y en la que se depositarán 150 velas por la cantidad de puñaladas que ambos recibieron. Asimismo, los vecinos se han encargado de la confección de corazones de flores blancas que serán colocados en la misma puerta y en el balcón de la vivienda.

En el acto se leerán poemas como el ‘No te rindas’ del literato uruguayo Mario Benedetti, una veintena de vecinos recitarán frases insertas en corazones verdes para homenajear a María y Miguel Ángel y un pequeño vecino estudiante de música tocará una melodía instrumental.

Las familias de Miguel Ángel y María quieren ensalzar y recordar más que nunca la memoria de ambos ante la situación de injusticia creada por sus atroces asesinatos, por lo que hacen una invitación a la participación de todos aquellos que quieran acompañarlos y deseen sumarse a una iniciativa que solo pretende rendir un emotivo homenaje a  dos seres inocentes y que jamás debieron recibir una muerte tan cruel, que se ha visto agravada por la situación de impunidad en la que se halla en la actualidad.

Los vecinos que asistan al acto recibirán una vela blanca, que será encendida como símbolo de la llama viva que representan sus memorias, porque a Miguel Ángel y María les arrebataron sus preciadas vidas, pero no el recuerdo y el amor de todos aquellos que los amaban. Eso es algo que se mantendrá indeleble y perenne en el tiempo.

A través de este emotivo acto, las familias de Miguel Ángel y María instan una vez más a la Justicia a que tome nota y revise con minuciosidad esta causa para que se le haga justicia a un padre y una hija que no eran más que dos seres maravillosos, inocentes y buenos, y el estamento judicial como garante de la seguridad ciudadana no puede jamás permitir ni consentir que actos tan horribles como estos puedan quedar sin castigo porque, de lo contrario, constituyen un tremendo atropello al valor más preciado y fundamental que posee el ser humano como es la vida. Además, el asunto crearía un precedente muy peligroso de cara a posibles nuevos casos.

La atrocidad de asesinar a una niña de ocho años con 104 puñaladas tiene que ser abordada por la Justicia sin paliativos y no dejar la puerta abierta a que un asesino la atraviese para que se puedan repetir barbaridades de este tipo, que ahora mismo están poniendo en jaque al propio sistema judicial y cuestionando la labor desplegada por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, que ha sido meritoria.

La pequeña María y su adorado padre merecen que se les haga Justicia. Sus familiares jamás vamos a admitir la impunidad de estos crímenes y agotaremos todas las vías que hayan que agotar hasta que se nos escuche en el último de los rincones para reconducir una situación que se ha torcido de manera sorprendente, hasta que imperen la cordura y el sentido común ante el despropósito creado.

Categorías:Concentración

Tagged as: , ,