Discurso Marianela Olmedo (Concentración doble crimen de Almonte)

Yo me he hecho fuerte y me he aferrado a su valentía para luchar por ella. Pero sepan ustedes que también tengo miedo. Miedo porque el desaprensivo que le quitó la vida a ella y a su padre de la peor forma posible anda suelto. Y si ha sido capaz de hacerles eso, atacando por la espalda y en la intimidad del que fue nuestro hogar, ¿qué no será capaz de hacer a partir de ahora?

Quieren el silencio de los cementerios

No, señores, ahora somos un ejército de corazones verdes que no van a callar más. Han mostrado la banderita blanca de la tregua sólo cuando se han topado de frente con una oposición, cuando le han visto las orejas al lobo y ahora desde la cobardía de los perfiles falsos en las redes lo tachan todo de circo.

La condena de Raquel

La pena de muerte multiplica las víctimas. Esto lo repiten con insistencia los defensores de su abolición como un mantra incuestionable: solo sirve para generar sufrimiento gratuito. Algo así está sucediendo en […]

Cinco respuestas para Homer

Damos respuestas a cinco preguntas que hasta el día de hoy algunos creían incontestables. Una a una se desmontan en este artículo todas las mentiras esgrimidas a lo largo de estos años dando un sentido lógico a toda la secuencia de actos que llevó a la materialización del doble crimen de Almonte.

Carta a Marianela Olmedo

Querida Marianela: Ante la situación que estás viviendo, la presión que estás soportando y sobre todo, por las acusaciones y persecución a la que te están sometiendo aquellos que… gratuitamente menosprecian tu […]